La región glútea ess un área corporal con gran relevancia desde el punto de vista estético, particularmente en la mujer, y que a la vez representa un importante polo de atracción sexual.

Los rasgos culturales de nuestra población son decisivos para definir los parámetros estéticos que nos rigen y que muchas veces no están de acuerdo con nuestras características raciales. Nuestra conformación física está en gran medida determinada por factores genéticos propios de la raza; así por ejemplo la forma de la región glútea es diferente en los europeos respecto a los africanos o a los afro americanos. La tendencia a modificar estas formás con el fin de darle mayor armonía al contorno corporal, haciéndolo más aceptable y agradable dentro de nuestra sociedad, se ha convertido en un verdadero desafío para la medicina estética.

El procedimiento médico: en este sentido la falta de tonicidad con “caída” de los glúteos, dándole un aspecto fláccido a la zona, o la carencia de un volumen adecuado de esta región y el interés por corregirlos, han estimulado la aparición de diversos procedimientos médicos y quirúrgicos. Entre los más destacados por sus resultados se encuentran la colocación de prótesis glúteas y el levantamiento con hilos tensores. Este último tiene ventajas sobre el anterior ya que se trata de un procedimiento ambulatorio con anestesia local, mínimamente invasivo, consistente en la sutura circunferencial de los glúteos mayores con hilos de sustentación de seda de poliamida.
Se efectúan tres puntos de anestesia en la circunferencia de cada región glútea y con una guía curva se introduce el hilo a nivel hipodérmico profundo, saliendo por cada uno de los puntos que a su vez servirán de entrada a cada sector de la circunferencia, y regresando hasta el primer punto de abordaje donde se sutura con la tensión conveniente. No se requieren suturas a nivel de la piel.

La técnica es compatible con una vida social normal, con molestias transitorias y tolerables los primeros días de realizado el procedimiento que se solucionan con la ingestión de analgésicos comunes. Los resultados son inmediatos y duraderos, y permiten obtener la remodelación de la región glútea dándoles a los miembros inferiores un aspecto más estilizado y esbelto con una mayor longitud relativa.

Esta técnica fue desarrollada en nuestro medio por el prof. Dr Eduardo Civila.